enfermedad-cardiaca

¿Cuándo sospechar una enfermedad cardiaca en nuestras mascotas?

En las primeras etapas de la enfermedad cardiaca, el cuerpo de su compañero puede hacer ajustes que le permitan hacer frente a la enfermedad. Durante esta etapa de la enfermedad pueden no mostrar signos visibles de malestar.

Conforme pasa el tiempo y la enfermedad progresa se desarrolla la “insuficiencia cardiaca clínica”, su cuerpo ya no es capaz de hacer los ajustes suficientes para compensar la enfermedad. Es en esta etapa, los propietarios suelen notar un deterioro en la salud de su perro.

Los signos de insuficiencia cardíaca que usted puede notar incluyen cualquiera de los siguientes y en cualquier combinación:

• Tos
• Cambios en la respiración
         Respiración dificultosa
         Falta de aliento
         Respiración rápida

• Cambios en el comportamiento
         Se cansa fácilmente
         Rechaza el ejercicio o el paseo
         Está menos juguetón
         Se le nota más apagado

• Falta de apetito
• Pérdida de peso
• Desmayos / colapsos
• Debilidad
• Inquietud, especialmente por la noche
• Hinchazón del abdomen

Los signos de insuficiencia cardíaca pueden ser sutiles y confundirse con los cambios asociados con el envejecimiento. Vigile a su mascota en sus actividades diarias. Si usted nota algún cambio en el comportamiento, el apetito, o en el nivel de actividad, hable con su veterinario.



¿Cómo se diagnostica una enfermedad cardíaca?

El diagnóstico de una enfermedad cardíaca comienza con una completa exploración física y una buena historia clínica, las cuales pueden aportar pistas a su veterinario sobre si su mascota puede tener un problema cardíaco.

La auscultación suele ser uno de los pasos fundamentales ya que muchas enfermedades cardiacas se asocian con anormalidades en la auscultación como los soplos (sin embargo hay que recordar que el soplo solo es un síntoma no un diagnóstico).

Para poder llegar a un diagnóstico definitivo la cardiología veterinaria utiliza tanto la radiografía como la electrocardiografía y los análisis de sangre.

Sin embargo desde hace tiempo la ecocardiografía se viene usando como método más fiable para el diagnóstico precoz de enfermedades cardíacas y como ayuda a la decisión de cuando y que tratamiento usar en cada caso.

La ecocardiografía, la ecografía del corazón, es una técnica no dolorosa que se realiza con el animal tumbado y que dura unos 20 minutos aproximadamente y nos da información tanto de la forma como de la función del corazón y sus válvulas superando en este aspecto a las otras técnicas de diagnóstico cardiológico.



¿Qué puedo esperar si le diagnostican una enfermedad cardiaca a mi mascota?

El pronóstico de las enfermedades cardíacas depende enormemente de aquello que la ha causado. En la mayor parte de los casos, desgraciadamente, será una enfermedad crónica que requerirá tratamiento de por vida, sin embargo los avances en medicina veterinaria permiten ofrecer tratamientos que ofrecen a la mayor parte de los animales una buena calidad de vida por varios años.

Es importante insistir en este tema, puesto que se tiende a pensar que al mejorar los síntomas el animal ya no necesita más medicación, y existe la tentación de dejar el tratamiento, ello repercutirá en un empeoramiento del paciente al poco tiempo y hará más difícil el tratarlo de nuevo, puesto que el corazón ha hecho un paso adelante en su deterioro y no existe un paso atrás que lo devuelva al estado anterior.

En estos pacientes es muy importante tener una vigilancia atenta a cualquier signo de empeoramiento y asistir a las revisiones programadas.

En concreto desde Imacardio recomendamos a todos nuestros pacientes un sistema sencillo basado en el control de la frecuencia respiratoria que, aunque no es completamente fiable, si que nos puede ayudar a detectar un empeoramiento de manera temprana.