servicios

Electrocardiografía Ambulatoria Prolongada

El monitor de eventos tiene una gran similitud con el Holter pero su utilización reserva para arritmias o síncopes que suceden de forma muy infrecuente

A diferencia del Holter su monitorización no es constante, el propietario debe llevar el monitor en todo momento con él para registrar la actividad eléctrica en caso de que se produzca un síntoma.

Su utilización es sencilla, tan solo hay que situar el monitor en la zona precordial y pulsar el botón de grabar. Generalmente el propietario dispondrá del monitor durante una semana durante la cual se recomienda grabar por lo menos 3 registros en diferentes momentos.

Al final de cada día es importante enviar los registros mediante  transmisión  telefónica al centro receptor para su procesado.

En caso de que sea necesario la monitorización de eventos se puede alargar hasta 15 días.

Para solicitar un monitor de eventos y consultar más detalles sobre su uso puede consultar sobre nuestra sección de cómo funciona. En caso de duda contacte con nosotros.